Laos

País de belleza natural y sitios históricos

Laos es uno de los países más pobres del sudeste asiático y también uno de los que recibe menos turismo. Es un gran desconocido que guarda una belleza natural sin igual y sitios históricos que esperan a ser descubiertos. Es un destino que se abre al mundo poco a poco y que ofrece una experiencia auténtica al 100%. Conócelo!!

Este país del sudeste asiático no tiene salida al mar. Sus fronteras están compartidas con con Tailandia, al oeste, Myanmar y China, en el norte, Vietnam, al este, y Camboya, al sur. El río Mekong define la frontera de Laos con Myanmar y Tailandia durante cientos de kilómetros.

Su capital es Vientiane. La otra ciudad que destaca sobre las demás es Luang Prabang, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Ésta es una pintoresca ciudad rodeada de montañas y salpicada por innumerables templos que se ha convertido en el destino turístico más importante de Laos.

Laos es un país budista, con gran parte de su territorio cubierto por montañas. La mayoría de su población es rural, dedicada a la agricultura. El país se está abriendo al turismo poco a poco, siendo las ciudades de Luang Prabang y Vientiane sus principales atracciones.

Laos es uno de los destinos más encantadores de Asia. Ofrece al visitante impresionantes picos montañosos rodeados de neblinas y valles cubiertos de selva que se combinan con ruinas antiguas y una fascinante cultura budista.  Todo ello hacen de Laos un magnífico destino para mochileros y viajeros independientes, mientras que los turistas de lujo también están bien atendidos.

Laos abrió sus puertas al turismo a principios de los años 90 y las décadas transcurridas desde entonces han sido testigos de un crecimiento constante del número de viajeros.

El país está cambiando rápidamente, pero todavía quedan amplias zonas inexploradas listos para ser explorados por los pocos aventureros que están dispuestos a renunciar al confort de las zonas que gozan de cierto desarrollo.

Historia de Laos

Antes de su fundación como reino independiente gran parte del territorio de Laos estaba bajo el control del vecino imperio jemer. Las ruinas de varios templos jemeres como el de Wat Phou, no muy lejos de la frontera camboyana, son legado de esa época.

En el año 1353 el Señor de la Guerra Fa Ngum se declaró rey del reino de Lan Xang (reino del millón de elefantes). En la cúspide de su poder, el Reino se expandió hasta Vietnam. El rey Setthathirath, que gobernó desde 1548 hasta 1571, defendió el reino con éxito contra las invasiones de Birmania y el reino de Ayutthaya. Construyó algunos de los monumentos más conocidos del país, como el templo de Wat Xieng Thong y el Pha That Luang.

El reino de Lan Xang existió hasta 1694, después de lo cual se dividió en tres reinos, Luang Prabang, Champasak y Vientiane. Durante la segunda mitad del siglo XVIII partes del reino fueron conquistadas por los birmanos y por el Reino de Siam (actual Tailandia).

Fue reunificada por los franceses en 1907 tras la colonización el país. Laos recuperó su independencia en 1953.

Qué ver en Laos

Este pequeño país del sudeste asiático tiene un buen número de atractivos que incluyen paisajes impresionantes, desde montañas de piedra caliza hasta selvas y espectaculares cascadas, ciudades antiguas y pintorescas ciudades patrimoniales, un sinfín de templos y brillantes estupas budistas, ruinas Khmer, comida auténtica y gente cálida, entre otras muchas cosas.

Entre las cosas que no debieras perderte en un viaje a Laos figuran las siguientes:

Phonsavan: La llanura de las jarras

Algunos de los vestigios más antiguos y enigmáticos de Laos es la Llanura de las Jarras en el noreste de Laos. En el lugar se encuentran miles de vasijas de piedra de gran tamaño  esparcidas por varios sitios.

Se desconoce con certeza quién las ubicó allí y con qué propósito.  Los vasijas datan de la Edad de Hierro, las más antiguas tienen más de  2.000 años, y la teoría más extendida es que fueron utilizados en rituales funerarios.

Templos budistas

Laos está salpicado de templos. En pocos países podrás visitar tanto templos budistas como en éste. Aparte de su función religiosa todavía sirven como el centro de la comunidad, especialmente en las áreas rurales.

El templo más importante y más venerado de Laos es el Pha That Luang, con su estupa cubierta de oro en Vientiane. Otros templos importantes en Vientiane son el Wat Si Saket y el Haw Phra Kaew.

Por su parte Luang Prabang también tiene un buen número de templos que vale la pena visitar como el Wat Xieng Thong y el Haw Phra Bang que se encuentran entre los templos más atractivos de Luang Prabang.