El centro de Viena es un área pequeña que se recorre andando sin problemas. Exceptuando la visita del Schönbrunn, que está un poco lejos y hace falta ir en transporte público, los principales atractivos turísticos de la ciudad están los unos de los otros a una distancia que se puede cubrir caminando perfectamente. 

Viena es una ciudad con un innegable atractivo turístico que atrae a un buen número de turistas. Gracias a ello tiene una abundante y variada oferta hotelera y de apartementos turísticos, una de las formas más populares para dormir en Viena.

Además de la cantidad y la variedad, que cubre todas las gamas del mercado, el alojamiento de Viena se caracteriza por sus precios moderados. Si bien no es una ciudad barata tampoco es de las capitales más caras de Europa en lo que a alojamiento se refiere. 

Los precios de un hotelito sencillo de tres estrellas se sitúan a partir de los 40 euros. Si te vas a hoteles con más confort, la noche en un 4 estrellas te puede salir a partir de los 60 euros si te alejas un poco del centro, y a partir de los 80 en la Innere Stadt o en sus inmediaciones. (Precios de temporada baja).

– Hoteles en Viena

Las mejores zonas dónde alojarse en Viena

Viena está dividida en 23 Bezirkes (distritos). En general como menor es el número del distrito más cerca del centro está. Así el distrito 1 (Innere Stadt) se corresponde con el centro histórico. Los distritos del 2 al 9 rodean la Innere Stadt.

Obviamente la mejor zona donde hospedarse en Viena es el centro histórico (distrito 1), y además de ésta cualquiera de los distritos que la rodean (del 2 al 9) son también una excelente opción. 

Personalmente casi prefiero alguno de estos distritos al distrito 1 ya que son muy céntricos, se puede ir caminando a todas partes, tienen para mi gusto mejores opciones de restaurantes y para salir a tomar algo, y encuentras mejores precios para el alojamiento.

Mi zona favorita además de la Innere Stadt es la zona que comprende los distritos 4,6 y 7. 

Innere Stadt (distrito 1)

La Innere Stadt corresponde al casco antiguo. Viene delimitada por el canal del Danubio y la Ringstrasse, un gran bulevar que se construyó sustituyendo a las antiguas murallas. Es una zona pequeña en la que puedes ir caminando de punta a punta en menos de 20 minutos. Además está perfectamente bien comunicada por transporte público.

En este distrito se encuentran gran parte de los atractivos turísticos de la ciudad. En ella está la Catedral, la Ópera, el Palacio de los Habsburgo, el Albertina, la Biblioteca Nacional, el Ayuntamiento o los museos de Historia del Arte y de Historia Natural por nombrar algunos.

Es una zona muy comercial en la que destacan las calles Kärntnerstrasse y Graben. Tampoco te faltarán restaurantes y bares. Sin embargo en este aspecto la veo menos animada y con menos oferta que los centros de otras grandes ciudades europeas. 

El alojamiento es abundante y variado pero también es algo más caro que el de los distritos adyacentes. Sin lugar a dudas es el mejor sitio para alojarse en Viena para quienes la visitan por primera vez y buscan principalmente hacer turismo. Si la escoges y quieres ahorrarte algo de dinero mira la oferta de apartamentos. Éstos son más baratos que los hoteles.

– Hoteles en Viena

Leopoldstadt (distrito2)

Leopoldstadt es un distrito grande situado al otro lado del canal del Danubio. Es una zona mucho más tranquila que la Innere Stadt, tiene mucha zona de parque, y en ella está se encuentra el Prater. 

Está bien comunicada por metro y desde las zonas cercanas al canal tardas 10 minutos en llegar a la Catedral a pie. Tan solo tienes que cruzar alguno de los puentes que la conectan con el centro. Además la parada del autobús del aeropuerto para en Morzinplatz, situada en la orilla del canal en el lado de la Innere Stadt.

Por su parte el alojamiento es más barato que en el centro de la ciudad. Todo ello hacen de él una opción excelente para quedarse en Viena siempre y cuando te quedes en las zonas cercanas al canal que bordean el centro histórico.

– Hoteles en Leopoldstadt

Landstrasse (distrito 3)

Landstrasse está situado al sudeste del centro histórico. Se caracteriza por la elegancia de la arquitectura de sus edificios. En él se encuentran atractivos turísticos como el Palacio Belvedere, el palacio Schwarzenberg, las Hundertwasserhaus, y el Konzerthaus, además del conocido como el barrio diplomático, una pequeña zona que acoge varias embajadas. 

Es un barrio tranquilo pero que está bien dotado de cafeterías, restaurantes, tiendas y centros comerciales. Además es uno de los barrios cercanos al centro donde más fácilmente encontrarás alojamiento barato en Viena

– Hoteles en Landstrasse

Wieden (distrito 4)

Wieden, junto a Mariahilf y Neubau, es uno de mis favoritos para dormir en Viena. Bordea una zona del casco antiguo muy cercana a los grandes atractivos de la ciudad como la Ópera, el Barrio de los Museos o el Hofburg.

Es uno de sus distritos más pequeños, sin embargo tiene mucha vidilla y es uno de los que están más de moda. En él se encuentra la Iglesia de San Carlos Borromeo, el Museo Histórico de la Ciudad de Viena, la Universidad Técnica, y bordeando con Landstrasse la Sudbahnhof, una de las dos estaciones de trenes más importantes de la capital austriaca.

– Hoteles en Wieden 

Margareten (distrito 5) 

Éste es un barrio situado al suroeste de Wieden que no bordea el casco antiguo. A pesar de ello, como Wieden es tan pequeño, algunas zonas de Margareten siguen estando a una distancia relativamente corta de la Innere Stadt.

Es una zona muy residencial cuyo único atractivo turístico son las casas donde vivieron Franz Schubert y Christoph Gluck. A nivel de alojamiento las mejores opciones son los apartamentos que se encuentran a precios bastante competitivos.

– Hoteles en Margareten